Willy Claure llevará su disco Cuecas para no bailar a Madrid

Después de consolidar su más reciente disco Cuecas para no bailar como uno de los más vendidos de 2014 en Bolivia, el  cantautor   cochabambino Willy Claure estrenará este trabajo en Madrid, España. El músico se presentará el 7 de abril en el Centro Cultural Nicolás Salmerón de esa ciudad.

 

El concierto es organizado por la Embajada de Bolivia en España. Para el espectáculo, se distribuirán las entradas de forma gratuita hasta el 31 de marzo. 

 

Sobre el recital, el compositor escribió en su cuenta de Twitter: "Continuamos difundiendo la cueca boliviana. Gracias Embajada de España en Bolivia”.

 

"Mis composiciones no están apuntadas para hacer una música para bailar, me gusta más la idea de que sean escuchadas porque trabajo mucho componiendo. Además, en mis letras no descuido la poesía y de ahí nace la idea de que sean cuecas para no bailar”, dijo Claure en una entrevista anterior con Página Siete.

El disco Cuecas para no bailar incluye  composiciones propias de Claure, como el tema Eres mi mañana, y otras de Nilo Soruco, Matilde Casazola,  Yayo Jofré y Alberto Ruiz. El álbum  fue grabado el año pasado en Suiza y  reúne 15 cuecas. Además, cuenta con la participación de seis cantantes internacionales: el argentino Carlos Aguirre, en la canción No le digas; Joe Vasconcellos, en Un solo pañuelo;   los cubano Elsten Torres, en Violeta  y   Pavel Urkiza, en De paso; el peruano José Luis Madueño, en la cueca que da título al disco; y el español Javier Rubial en Eres mi mañana.

Los músicos bolivianos invitados para   esta producción fueron  Milton Cortez, Ronaldo Vaca Pereyra y Marcelo Arias.

Hace casi dos años, Página Siete realizó una nota  de los discos más vendidos de 2014 y el trabajo de Claure fue destacado en el primer lugar por cinco  productores y músicos del país.

http://www.paginasiete.bo/cultura/2016/3/8/willy-claure-llevara-disco-cuecas-para-bailar-madrid-89089.html

“Mi compromiso con la cueca será hasta el final de mis días”

Macintosh HD:Users:willy:Desktop:f300x0-91409_91427_82.jpgCarla Hannover  / La Paz

En 1997 Willy Claure tenía 22 años y  había tomado la decisión de dejar el folklore para estudiar  jazz y  rock.  Como  tenía muchas composiciones folklóricas decidió grabarlas en un casete y allí dejarlas para el recuerdo.

"Me pareció curioso porque esa vez me di cuenta de que la  mayoría de las piezas que había compuesto  eran cuecas, entre ellas, había  una en particular que  tenía  una métrica diferente. Un día   mi amigo César Junaro la escuchó y  me hizo notar que era una cueca con uno o dos compaces demás”, cuenta Claure desde su casa en Zúrich (Suiza). Como no la había escrito para nadie en especial decidió nombrarla como  Cueca para no bailar.

Desde entonces la pieza aguardó por su creador por casi dos décadas.  Años después Claure volvería a dedicarse al folklore; sin embargo, fue en 2013   cuando  decidió buscarla, sacarla del casete  e incluirla como parte de su más reciente producción.

"Ana María Ramos hizo la letra. Yo no le había explicado  nada del tema. Cuando ella me preguntó el nombre le dije que era una cueca para no bailar . Ella  tomó un concepto diferente, escribió una letra sobre una relación que  me pareció tan bella que decidí que el disco se llame Cuecas para no bailar. Fue  entonces que  tomé la decisión de que este disco sea más para escuchar que para bailar”, explica el maestro quien asegura ha hecho de este ritmo su forma de expresión.

Así forjó, a lo largo de su carrera,  un amplio repertorio con la cueca como  protagonista. "Pero no  la tradicional”, advierte, sino una cueca que se fue transformando y  estilizando hasta lograr un sonido que, sin perder su esencia, continúa invitando al zapateo o al acompañamiento con las palmas.

"Hay mucho que contar sobre la cueca, más ahora que ahora fue declarada patrimonio de los bolivianos”, dice antes de iniciar una conversación Página  Siete.

¿Recuerda qué  sensaciones le vinieron  cuando escuchó por primera vez una cueca?

Para mí la cueca era parte de todo  lo que era la música tradicional boliviana. Mi acercamiento a este ritmo fue bastante natural, como podía haber sido con un huayño o taquirari. Si hice de la cueca mi forma de expresión, fue por  una decisión personal y consciente.

De esta forma, la cueca se ha convertido en parte de mi diario vivir y ahora esa relación se ha hecho  mucho más fuerte desde la  promulgación de la ley que la reconoce como patrimonio de los bolivianos. Tengo un compromiso con la cueca muy fuerte, lo tuve  desde que empecé y será hasta que se acabe, hasta el final de mis días.

¿Qué reflexiones le quedan luego de haber trabajado  en la promulgación de la ley?

Ha sido un camino bastante interesante porque he conocido una faceta de mi vida, de alguna manera, política. He entendido que para lograr una ley hay que hacer política, hay que estar metido dentro del ambiente político y ligado a gente que está inmersa en la política. Más allá de ello, estoy feliz porque logramos el objetivo,  que no era político, sino en favor del patrimonio musical boliviano. Queda mucho camino por andar.

Hubo cierta susceptibilidad de la comunidad chilena cuando se promulgo la ley... La cueca es un bien latinoamericano, es parte de países vecinos como Perú, Chile, Argentina incluso México.  En Bolivia la hemos hecho nuestra y tiene una particularidad diferente de las demás. Si bien todas tienen un eje principal  que  es el ritual del coqueteo, de la conquista, la boliviana tiene dos variantes: el jaleo, que se compaña con palmas, y que se la debe repetir dos veces, por eso es que siempre decimos "Se va la segundita”. La cueca es un ritmo que se adapta a la región. Pronto estaremos escuchando unas cuecas orientales, que es mi próximo proyecto.

He escrito una artículo que pronto saldrá en algún periódico de Chile en el que  explicó que no se ha declarado patrimonio a la  cueca chilena, sino a la cueca boliviana. Para mí la cueca es integración y ese, por ejemplo, es el discurso que he manejado cuando he concebido en mi más reciente disco. En él he invitado a artistas de otros países en el que se canta y baila la cueca para que interpreten cuencas bolivianas. De ahí que tenemos al chileno  Joe Vasconcelos y al argentino  Carlos Aguirre interpretando cuecas bolivianas.

Vive casi más de dos décadas en Europa  ¿se ha planteado alguna vez regresar a Bolivia?

Estoy en Suiza por cuestiones financieras, pues si viviera en Bolivia no sería tan simple hacer mis propias producciones.   La verdad es que  la cueca no me ha dado los réditos para que pueda generar mis propios trabajos, aquí tengo otro trabajo con la música que me lo permite.

El tiempo que he vivido en Bolivia  nunca he tenido apoyo de ninguna parte. Por ahora, quiero seguir mostrando mi arte acá y seguramente en unos dos o tres años voy a plantearme volver a Bolivia definitivamente.

Hoja de Vida

Perfil Inició su carrera artística en 1979. Sus obras van desde el  ámbito tradicional-popular hasta los espacios contemporáneos.

Cueca Inició a una nueva forma de interpretación de la cueca, que tradicionalmente es un ritmo bailable de pareja, llevándola por una dirección personal, no tradicional, basada fundamentalmente en la melodía.

http://www.paginasiete.bo/cultura/2016/1/2/compromiso-cueca-sera-hasta-final-dias-82118.html

Revista DESTINOS - La Cueca y Willy Claure

La cueca ya es patrimonio cultural e inmaterial de Bolivia

La Razón Digital / ABI / La Paz

09:43 / 30 de noviembre de 2015

El presidente en ejercicio Álvaro Gracia Linera promulgó este lunes la Ley 764, que declara a la cueca boliviana como patrimonio cultural e inmaterial, por su diversidad en las expresiones musicales y a la salvaguarda de los valores culturales del país.

En un acto que se realizó en Palacio de Gobierno, el Mandatario dijo que la cueca es el ritmo principal que ha logrado articular el espíritu de una patria y una nación.

"Tenemos una infinidad de ritmos, bailes y danzas, pero pocos ritmos y pocas letras y bailes pueden trascender a la región y pueden ir más allá de la región y articular un espíritu nacional, la cueca lo ha hecho", manifestó.

Esa norma también declara Día Nacional de la cueca boliviana el primer domingo de octubre de cada año.

"Lo que hace esta ley es simplemente convertir en texto lo que ya es un hecho colectivo, la cueca expresa el espíritu colectivo de los bolivianos, en la cueca los bolivianos nos sentimos únicos", explicó.

Esa ley fue impulsada por el cantautor y antropólogo boliviano José Wilfredo Claure Hidalgo con el apoyo de artistas nacionales, entre ellos, Edwin Castellanos, Luzmila Carpio, Ana Cristina Céspedes, Luis Rico y diferentes academias de danzas folklóricas y la ciudadanía en general.

Por su parte, Claure manifestó su satisfacción por la promulgación de esa norma e indicó que con ese documento se dio "un pañuelo limpio y blanco a la cueca boliviana, que ahora es una danza nacional boliviana".

"Que hermoso que nuestros niños podrán crecer y aprender en nuestros establecimientos educativos esta danza. Le agradezco señor presidente por permitir que los pañuelos de la cueca integren", expresó el artista.

La cueca es una danza de pareja, cada uno porta un pañuelo en la mano derecha, la mujer despliega coquetería y el hombre juega a la provocación. Destacan el lenguaje corporal y el encuentro de miradas. Durante el baile se traza figuras circulares, con vueltas, medias vueltas para concluir en un zapateo.

En Bolivia la cueca se ha convertido en un baile nacional con diferencias y particularidades rítmicas y de vestimenta según el departamento en que se baile, pero uniforme en su estructura musical. De esa manera existe la cueca chuquisaqueña, la cueca paceña, la cueca cochabambina, la orureña, chaqueña, la cueca tarijeña y la potosina.







NOTICIAS
ESTO ES LO NUEVO

Willy Claure llevará su disco Cuecas para no bailar a Madrid
Art. 183 - Bolivia
La Paz
Después de consolidar su más reciente disco Cuecas para no bailar como uno de los más vendidos de 2014 en Bolivia, el cantautor cochabambino Willy Claure estrenará este trabajo en Madrid, España. El músico se presentará el 7 de abril en el Centro Cultural Nicolás Salmerón de esa ciudad.
“Mi compromiso con la cueca será hasta el final de mis días”
Art. 181 - Bolivia
La paz
El compositor conversó con Página Siete sobre su labor como impulsor de la ley que declara a la cueca como patrimonio y de su relación con este ritmo boliviano.
Revista DESTINOS - La Cueca y Willy Claure
Art. 182 - Bolivia
Santa Cruz
Bolivia, Enero de 2016 Revista DESTINOS
La cueca ya es patrimonio cultural e inmaterial de Bolivia
Art. 180 - Bolivia
La Paz
La ley que dispone este reconocimiento fue promulgada esta mañana. El acto se realizó en el Palacio de Gobierno, donde el Presidente en ejercicio dijo que la cueca es el ritmo principal que ha logrado articular el espíritu de una patria y una nación.



1234
LIBROS & PARTITURAS
Eschenstrasse 1

CH – 9000-St. Gallen

Switzerland: (+41) 79 4199352

Bolivia: (+591) 722 28 245  

 

guitar@willyclaure.com

guitar@willyclaure.com

LENGUAJE

       
VISITAS: 106433